HABLEMOS DE MIS CONSEJOS SOBRE TÉCNICAS DE ESTUDIO…POR FIN!!


HABLEMOS DE MIS CONSEJOS SOBRE TÉCNICAS DE ESTUDIO…POR FIN!!

1. Importante es la mentalización. En verdad no es más que una aceptación de la realidad. La realidad es que tienes que estudiar. Puede que no te guste, que requiera un esfuerzo que te cueste realizar, que no le encuentres utilidad o, simplemente que, ante la realidad de tener que afrontar los exámenes, decidas mirar a otro lado. Sea como fuere, debes saber que la decisión errónea hará que esa realidad caiga sobre ti y te aplastará con más virulencia y más daño a tu propio ego.
Dicho de otra forma… acepta la idea de que debes estudiar. Y ya que has de estudiar… Hazlo! Y Hazlo bien!!
Es signo de madurez aceptar las cosas como son y, desde ahí, intentar mejorarlas.
2. Gestión del tiempo que empleamos en estudiar.
• Dedica más tiempo a lo inmediato
• Dedica más tiempo a aquellas asignaturas o materias en las que tienes más dificultades
• Puedes elaborarte esquemas que te faciliten la visión objetiva de tus propias dificultades para así poder escoger con buen criterio a qué le vas a dedicar tiempo de estudio. Recuerda que a la hora de priorizar debes anteponer lo inmediato. Lo demás puede esperar.
• El tiempo de estudio debe ser productivo. Mirar el libro pero estar, realmente, en otro sitio, no solo no sirve de nada, sino que es cansino. Intenta no auto engañarte pensando que has dedicado mucho tiempo a estudiar cuando tú sabes perfectamente que, en realidad has dedicado mucho menos tiempo.
3. Estudiar es nuestra obligación. Es bueno que te lo tomes como un trabajo. Ya, ya sé que no está remunerado, pero lo estará. Y no solo con dinero.
Debes entender que no estudias para tus padres o para demostrar nada a nadie. Estudias por y para ti. Piensa que el estudio no solo te capacitará para una futura profesión o para acceder a la universidad. Estudiar tiene una utilidad mucho más sutil pero también más valiosa. Estudiar… abre la mente, nos hace más independientes, autosuficientes y nos da, sobre todo, libertad. Dado que la libertad es la capacidad de elección que poseemos las personas… difícilmente podrás elegir correctamente si no posees un amplio abanico de posibilidades. Estudiar te ayudará a conocer, a realizarte y a ponerte en el lugar de los demás en cada una de las miles de decisiones que debemos tomar en la vida diaria. Te ayudará a entender el mundo en el que vives y, desde ahí, a conocerte, auto realizarte y alcanzar plenitud.
En definitiva… poseerás una valiosa herramienta para hacerte feliz y te dará la posibilidad de conocer cómo usar esa herramienta de forma correcta.
4. Organización. Es importante tener las ideas claras. Organiza tu tiempo de estudio partiendo del conocimiento de ti mismo/a. Tú, mejor que nadie, conoces tus necesidades, conoces tu cuerpo, tus capacidades. Tú conoces tus debilidades también. Organiza tu tiempo de estudio en función de ti. Organiza los temas repartiendo los tiempos.
5. Dedica más tiempo y esfuerzo a aquello que pienses que pueden preguntarte en el examen. Recuerda dónde hizo hincapié el profesor, recuerda en qué insistió más. Da prioridad a los apuntes sobre el libro.
6. A la hora de enfrentarte a un texto debes dar una serie de pasos :
• Pre-lectura o lectura exploratoria: que consiste en hacer una primera lectura rápida para enterarte de qué se trata.
• Centra la atención en lo que estás leyendo, sin interrumpir la lectura con preocupaciones ajenas al libro.
Ten Constancia. El trabajo intelectual requiere repetición e insistencia.
• Esfuérzate por entender lo que lees.
• Subraya lo más importante.
• Puede que seas de las personas a las que les va bien escribir lo que estudias. Si es así, hazlo.
• Haz un resumen usando tu propio vocabulario (el cual debe ser variado, por supuesto, entendible y fiel a la realidad). Una especie de redacción.
• Haz un esquema. Es la expresión gráfica del subrayado que contiene de forma sintetizada las ideas principales, las ideas secundarias y los detalles del texto
7. Te ayudará a memorizar poner los 5 sentidos cuando memorizas. Lo de los 5 sentidos lo digo literalmente (incluyendo oído, sabor, gusto y olfato). Aun hoy día recuerdo a qué olía la tabla periódica de elementos, por ejemplo. Quédate con palabras clave que den paso a textos más complejos. Si memorizas los puntos clave del esquema, lo demás vendrá solo. Existen técnicas de memorización que encontrarás en internet.
8. Tanto para estudiar como para hacer el examen, es importante la capacidad de concentración. Hay que aprender a gestionar la atención. Centrarnos en una sola cosa y abstraernos de todo lo demás. Trabájalo en casa. Gánale la partida a los estímulos exteriores y auto convéncete de tu fortaleza mental.
9. Confía en tus capacidades. Eres mucho más fuerte de lo que crees. Auto anímate. Quiérete, estimúlate. Observa cómo actúan los grandes deportistas y comprobarás que no solo es necesaria la técnica, la fuerza o la táctica. Es fundamental, también, la fe, la capacidad de esfuerzo, la buena gestión de recursos, la confianza, el optimismo, la auto superación realista, el espíritu ganador que te hace sacar lo mejor de ti en los momentos más comprometidos, saber darlo todo bajo la mayor presión, el temple, la pasión mezclada con el control. Recuerda que controlar las emociones no significa no tenerlas.
10. Elige bien qué preguntas, del examen, contestarás antes. Es mejor contestar antes lo que se sabe bien. Gestiona bien el tiempo de examen. Quizás sea mejor contestar más escuetamente una pregunta que dominas bien, con tal de contestar todas las preguntas. En las respuestas conviene ser precisos, destacando las ideas principales y dando los detalles necesarios: hay que demostrar que se domina la materia. No se debe divagar, decir obviedades, dar información de escaso interés. No inventes respuestas. No cometas faltas de ortografía. Si tienes dudas en cómo se escribe una palabra, elige otra que sea sinónimo.
11. Intenta entender a tu profesor. Averigua qué quiere que contestes.
12. Antes del examen viene muy bien practicar algún ejercicio de respiración- relajación.
13. Es mejor levantarse temprano para estudiar, que acostarse tarde estudiando.
14. Si, cuando estás estudiando, te sientes embotado/a, atascado/a, es mejor que te levantes, cojas aire, respires y pienses, durante esa parada, en cosas agradables que no tengan nada que ver con lo que estudias o tu situación como estudiante agobiado/a por los exámenes. Bebe agua. Cuanta más, mejor.
A mi me ha funcionado siempre todo esto.
Dedicado a todos los estudiantes que en este mes de Junio se sienten frustrados, agobiados o impotentes ante los exámenes finales que se avecinan.
Gracias una vez más Fdo.Diego Bueno

Anuncios